Category: Reseñas


Primeras impresiones de una edición atípica del festival

buscando acortar la distancia
  1. Nada reemplaza a la presencialidad

Más allá de las películas hay que hablar del formato a distancia, y celebrar la edición “de resistencia” (y algunos cambios que seguramente llegaron para quedarse), sin desconocer que la esencia del evento sigue estando en la exhibición en sala. Mientras algunos festivales similares se cancelaron y otros optaron por una versión presencial reducida, Mar del Plata apostó a una virtualidad gratuita que no solo permitió no perder el año sino que le dio un alcance que lo puede haber llevado a un nuevo público.

Adiós a la memoria

2. Pequeñas grandes propuestas del cine argentino

Hubo ingenio ante la falta de recursos. Fueron notables las películas que trabajaron con material de archivo (desde noticieros a viejas filmaciones caseras) para resignificarlo, como Adios a la memoria, de Nicolás Prividera y Esquirlas, de Natalia Garayalde. No fueron las únicas, también se puede señalar como extremos a 1982, algo más convencional en su uso de viejos noticieros para volver a la locura de Malvinas y Un cuerpo estalló en mil pedazos, que se arriesga a recuperar la historia de alguien que prácticamente no dejó registros se su vida y obra. Sandra Guigliotta opta por un estilo más periodístico y testimonial para Retiros (in) voluntarios, acertando en exponer sin subrayados miserias del capitalismo. En el terreno de la ficción Paula Hernández presentó Las siamesas, en donde la limitación de personajes y espacios realza el duelo actoral de las protagonistas. Es para destacar también los planos secuencia de Las mil y una, de Clarisa Navas, hecha en Corrientes y la particular mirada de Eduardo Crespo en Nosotros nunca moriremos, hecha en Entre Ríos, con un clima de extrañamiento que la acerca a propuestas más radicales como el cine tailandés de Apichatpong Weerasethakul. Lo más destacado sin embargo tuvo que ver con directores que continuaron con la línea trazada en obras anteriores, como Francisco Márquez en Un crimen común y, sobre todo, Matías Piñeiro y su notable Isabella.

El año del descubrimiento

3. Acotada presencia internacional

Es entendible dadas las circunstancias. Seguramente fue más complicado que siempre con este sistema de exhibición. La presencia internacional esta vez fue reducida, y quizás salvada a medias por el premio mayor para una película española, aunque el cine europeo en particular casi haya brillado por su ausencia. Aún así quedó margen para ofrecer lo último de grandes nombres del cine asiático como Sion Sono o Hong Sang Soo. Algunos títulos de la competencia internacional pasaron inadvertidos pero vale mencionar el buen ritmo de Shiva Baby, de Emma Seligmann y la sensibilidad de Moving on, de Yoon Danbi, película coreana que sintoniza con el cine del japonés Hirozaku Kore-Eda. La gran ganadora fue el documental español El año del descubrimiento, de Luis López Carrasco, cuyo procedimiento inmersivo de pantalla partida ayudan a comprender un tema que a su vez dialoga muy bien con los documentales argentinos reseñados previamente.

Conferencia de prensa de cierre del festival

4. Contigo a la distancia

La virtualidad permitió no perderse nada, y esto quizás sea más significativo aún para las actividades especiales. Lo ideal quedó lejos, pero uno es lo que hace con lo que hicieron de uno y este año se maximizaron las virtudes y se minimizaron los problemas.

Desde el contenido quedará como lo más destacado de esta edición una serie de películas que apelan a la memoria personal y colectiva (con más lucidez que nostalgia) y el balance entre lo deseado y lo posible.

Isabella

5. Películas destacadas

  1. Adiós a la memoria, de Nicolás Prividera
  2. Esquirlas, de Natalia Garayalde
  3. Isabella, de Matías Piñeiro
  4. Un crímen común, de Francisco Márquez
  5. El año del descubrimiento, de Luis López Carrasco

Por Fernando Herrera

Se viene una nueva edición del BAFICI y lo recordamos con una selección de notas para distintos medios pertenecientes a las coberturas de festivales hechas desde el año 2011 al 2019.

  1. Bong Joon Ho: El ahora director de moda presentó Snowpiercer en Mar Del Plata 2013 y esto decíamos sobre su película
  2. Santiago Segura: Una de las primeras notas importantes para el Diario La Capital, realizada en el marco del BAFICI 2011.
  3. Aristarain: Entrevistado en el BAFICI 2013.
  4. Ricardo Darín: Conversando con Martínez Suárez en Mar del Plata 2013.
  5. Berberian Sound Studio: Reseña de la película ganadora del BAFICI 2013.
  6. Apertura Mar del Plata 2013: Nota para el Diario La Capital
  7. BAFICI 2014: Una de las notas de la cobertura para el Diario la Capital
  8. Mar del Plata 2013: Cobertura Diaria
  9. BAFICI 2012: Entrevista para el Diario La Capital
  10. Sobre el cine independiente: Cobertura para Radio Nacional del BAFICI 2019

Maratón BAFICI

Balance final

Sebastián De Caro presentando Claudia

 

Por Fernando Herrera

Entrega de premios Fipresci a lo mejor del año pasado

Sobre el Cine independiente argentino y su alcance

La Flor (ganadora del BAFICI pasado) gana también el premio a la mejor película argentina del año

Por Fernando Herrera

Belgrano es esta vez el epicentro del Festival

Una salida algo desprolija desde el lugar de los hechos

Encuentro casual con Gael García Bernal

 

Por Fernando Herrera

Nueva sección que recorre el país en busca de festivales de cine y sus particularidades

Por Fernando Herrera

 

 

El responsable de que cada año se lleve a cabo la muestra del BAFICI en Rosario nos habla de la programación de esta edición, y de muchas cosas más.

Por Fernando Herrera

Por Fernando Herrera

Sobre los estrenos de la semana:

Sobre el BAFICI 2018:

Por Fernando Herrera

 

Umbral (2017)

Que dirán las sombras

“Perdido en el mundo tu ser te dolerá al fin” (Luis Alberto Spinetta, No te busques ya en el umbral)

David Moreira murió a los 18 años, el 22 de Marzo del 2014, linchado por vecinos del barrio Azcuénaga tras un intento de robo. Claudio Perrin decide acercase a su dolorosa historia, pero su mayor acierto no es la elección del tema urgente sino el abordaje que propone. En lugar de recrear el hecho, elige mostrar lo que sucede inmediatamente después, y en lugar de centrarse en la víctima, se ocupa de los victimarios, seres cargados de prejuicios, que tratan de autoconvencerse de que todo es blanco o negro (y en esto ayuda bastante la fotografía de Alejandro Pereyra). Cinco personas escondidas en una casa próxima al hecho y aguantando ahí que todo pase (la policía, los familiares, el retiro del cuerpo, todas situaciones que se resuelven en un un gran fuera de campo visual pero no sonoro). Toda la película se concentra en esa noche de espera y convivencia forzosa entre seres que apenas se conocen y su incomodidad para relacionarse, con los demás y hasta con ellos mismos.

La propuesta es el vehículo ideal para el lucimiento de los actores en una esforzada realización que viene cosechando numerosos premios en festivales. El nivel de todos es sólido y parejo aunque se destaca apenas Miguel Bosco con una composición apagada en donde menos es más. Cada uno tiene su momento para darse a conocer pero no hay redención posible. Y quedan más preguntas que respuestas.

Por Fernando Herrera