the-great-train-robbery-original

 El nacimiento de una de acción

El cinematógrafo, ese fenómeno que nos toma por asalto. Aunque aún estemos en la prehistoria y, como decíamos en la nota anterior, falten un par de pasos más para llegar al cine como lenguaje. Este es el primero.

Se puede considerar al corto de diez minutos de Edwin S. Porter, asistente de Edison, como el comienzo del cine pochoclero, además de ser el primer Western, aunque sea en un estado embrionario. Su éxito se debió en parte al vértigo de su montaje, que incluye algunos recursos que Griffith desarrollaría en pocos años más. A pesar de sus evidentes limitaciones, el trabajo de Porter sigue siendo notable, a más de 110 años de su estreno. Con el tiro del final se robó al público.

Una mención especial para las actuaciones. Da ternura constatar como aún nadie sabía morir frente a una cámara.

Este breve texto es parte de la sección dedicada a repasar cada uno de los títulos del libro1001 películas para ver antes de morir. Una vez más (la última) no adjuntamos el trailer sino la versión completa

Por Fernando Herrera

Más información sobre la película en IMDB

 

 

 

 

Anuncios