voyagedans

El gran truco

Méliès no le canta a la luna porque alumbra y nada más, le canta porque el bien sabe que su magia vale más. Mucho más que el registro de los Lumiere, que filman escenas de la vida cotidiana como si el punto de vista no existiera, como si realmente pudieran filmar la verdad, ese otro truco.

Corre el año 1902 y el cine aún no es cine, es ese proto-documental de los Lumiere y compañía, o teatro filmado. Faltan aún un par de años para que Griffith invente el cine en tanto lenguaje. Por ahora solo es cinematógrafo, espectáculo circense. Pero cuanto daría uno por ser un espectador de Viaje a la Luna en el día de su estreno. Georges Méliès, el gran ilusionista, no inventó el cine, pero abrió una ventana a la ilusión.

Con este breve texto inauguramos la sección dedicada a repasar cada uno de los títulos del libro 1001 películas para ver antes de morir. En este caso no adjuntamos el trailer sino la versión completa de casi 13 minutos.

Por Fernando Herrera

Más información sobre la película en IMDB

Anuncios