1. The Master (P.T.Anderson)

Paul Thomas Anderson, el gran cronista del malestar en la cultura norteamericana, vuelve a entregar, como en Petróleo sangriento (2008), una película que está a la altura de sus ambiciones desmedidas, y que bien puede tener destino de clásico.

2. Antes de la medianoche (R.Linklater)

Tercera parte de la inolvidable historia de Jesse y Celine. Hay que ver como Linklater resuelve con sensatez y sentimientos, hay que dejarse llevar por su forma de esculpir en el tiempo.

3. Like someone in love (A.Kiarostami)

Kiarostami cambia de geografía y de idioma pero sigue siendo el mismo. Con la sabiduría de los grandes maestros elabora relatos complejamente sencillos. Esta bella durmiente japonesa no hace más que confirmar su talento.

4. Gravedad (A.Cuarón)

Esta aventura desorbitada es lo que mejor que vino de Hollywood en el año. Cuarón, como en Niños del hombre regala un par de planos secuencia antológicos. Sus coreografías de cámara siempre están en función del relato.

5. L‘inconnu du lac (A. Guiraudie)

La maestría de Giraudie para naturalizar y desnaturalizar, su precisión absoluta para trabajar con mínimos elementos, hacen que toda la provocación y la supuesta polémica que podrían generar las escenas de sexo queden en segundo plano. Una exploración sobre el deseo y todas sus certezas e incertezas.

6. The pervert’s guide to ideology (S.Fiennes)

Volvió Zizek, el filósofo rock star. La ideología es el tema a tratar esta vez, con los apuntes filosos de siempre y el recurso ya visto y disfrutado de apelar al cine para ilustrar las ideas que se ponen en juego. Todo lo que quiso saber sobre Marx y nunca se atrevió a preguntarle a Scorsese.

7. The act of killing (J.Oppenheimer)

Lo más incómodo del año. Qué pasa cuando el terrorismo de estado triunfa y quienes se encargaron del trabajo sucio son considerados héroes. Qué pasa por la cabeza de estos supuestos héroes. Nadie había llegado tan lejos en este planteo.

8. Bárbara (C.Petzold)

Bello y enigmático personaje vigilado y castigado en esta gran película de Petzold, vehículo perfecto para la exacta caracterización de Nina Hoss.

9. Club Sandwich (F.Eimbcke)

La mejor de la películas en Competencia en Mar del Plata, merecía un poco más. La precisión de Eimbcke es notable. Su retrato de una madre que debe aprender a dejar libre a su hijo adolescente es tan divertido como certero.

10. En otro país (H.Sang-soo)

Este fue el año de Hong Sang Soo. Sus trabajos son eternos borradores, variaciones de un mismo tema, profundamente leves. Este caso, con Isabelle Huppert en el protagónico, podría ser la forma ideal de ingresar al mundo del director coreano.

Anuncios