club

A pleno sol

Con una buena parte de las películas en Competencia ya exhibidas, El Festival entra en zona de definiciones y cada uno de los asistentes tiene su apuesta sobre lo que se puede llegar a premiar. No habían aparecido aún las grandes candidatas, dentro un nivel parejo, bueno pero no excepcional, en la mayoría de los títulos exhibidos. Pero eso cambió con el estreno de dos de las mejores propuestas vistas hasta el momento.

Día brillante, de Hossein Shahabi recupera toda la tensión de otra gran película iraní, La separación, para retratar a una maestra que recorre Teherán en busca de gente que testifique a favor del padre de una alumna que será juzgado ese mismo día. Una carrera contrarreloj realizada con mínimos elementos pero con absoluto rigor que  logra sostener el interés en todo momento. El cine iraní también es noticia por un acto que se realizará hoy a la tarde para pedir la liberación Jafar Panahi. El director de “Offside” sigue padeciendo un arresto domiciliario desde hace casi tres ya, situación que pudo darse a conocer gracias al film “Esto no es una película”, presentado hace dos años en este mismo Festival.

Debe ser una de las primeras veces que se pueden escuchar carcajadas y tantas señales de aprobación en una función de prensa. Eso sucedió con la proyección de Club Sandwich, la tercer película dirigida por Fernando Eimbcke, recordado por “Temporada de patos” (2004). Su película encuentra el tono justo para mostrar con humor y criterio a una madre muy apegada a su hijo adolescente y cuanto le cuesta dejarlo crecer. Podría haber sido un drama sórdido o una comedia tonta pero no es nada de eso.

Más allá de la Competencia las retrospectivas de este año han generado muchísimo interés. Es un verdadero placer cinéfilo encontrarse con versiones restauradas de películas mudas de Hitchcock presentadas con música en vivo de Fernando Kabusacki (como sucedió el año pasado con la recordada exhibición de Metrópolis en Rosario). Lo mismo ocurre con las proyecciones en fílmico de las películas del genial director húngaro Miklos Jancsó. Pero hay mucho más, la oferta es enorme e incluye entre muchos otros a films de Buñuel y Rosellini y a los invitados John Landis, Pierre Etaix y Bong Joong Ho, quienes están presentes en cada función para dialogar con el público.

Por Fernando Herrera

Anuncios