(Texto del libro del BAFICI)

La explosión del video digital transformó, en los últimos años, el registro de acontecimientos familiares, multiplicándolo y a la vez subiendo el estándar de la imagen. Muchos sueñan con usar estos elementos para construir un relato que interese a un público mayor; la subjetividad ineludible del material es el principal obstáculo para lograr a partir de él una película “de verdad”. Gastón Solnicki sale airoso del desafío adoptando el mismo punto de vista invisible de su anterior documental, süden: elidiéndose del relato familiar, sólo es aludido en contadas ocasiones y nunca aparece en cuadro. Así consigue una mirada omnisciente y reveladora de la intimidad. Papirosen muestra los hilos invisibles que unen a los componentes de la familia, sus juegos de poder, sentimientos y contradicciones. Por si esto fuera poco, también tiene un tema: la paternidad y su sentido a través de las generaciones, desde el histriónico Víctor que preside el clan hasta el pequeño Mateo, fruto del nuevo milenio y testigo, a la vez que reservorio, de los ritos, costumbres y relatos que hacen de la familia un mundo aparte.

Más información sobre la película en IMDB

Anuncios