shame-movie-image-michael-fassbender-05_650Los gozos y las sombras

Dos de los actores del momento, el siempre intenso Michael Fassbender (X-Men, Un método peligroso) y la siempre frágil Carey Mulligan (Drive, Nunca me abandones) son el sustento principal de esta controvertida y por momentos muy incómoda segunda película del talentoso director británico Steve Mc Queen (el mismo de “Hunger”, y nada que ver con el célebre actor de “Bullit”) cuyo foco está puesto en las obsesiones de su protagonista, adicto al sexo casual como forma de exorcizar su profundo vacío interior.  Mc Queen sabe como filmar y a veces se regodea en lo formal, y hay algo de verdad y algo de trampa en esa aproximación ambiciosa a un tema polémico. Una versión de “New York, New York” cantada por Mulligan alcanza para justificar el precio de la entrada, aunque termina siendo el único momento de reposo en este desolador viaje a ninguna parte.

Por Fernando Herrera

Más información sobre la película en IMDB

Anuncios