'Round Midnight BR(198

El perseguidor

París, 1959. Dale Turner exorcisa sus demonios internos a puro bebop en el club “Blue Note”. Afuera llueve y Francis se empecina en escuchar algo desde la calle, admira a Turner pero no tiene un centavo. Sus historias se cruzarán muy pronto.

Tavernier narra con solidez y elegancia, con movimientos de cámara de los que tomaría nota Martin Scorsese (quien tiene un pequeño papel como agente de Turner) pero aquí lo que importa es el jazz en primer plano, de la mano (y de la boca) del genial Dexter Gordon (un mito interpretando otro mito), rodeado de un verdadero dream team de músicos comandados por Herbie Hancock desde el piano. La lista incluye al trompetista Freddie Hubbard, al saxofonista Wayne ShorterBilly Higgins y Tony Williams en batería, el pianista Cedar Walton, el vibrafonista Bobby Hutcherson, al bajista Ron Carter y a John Mc Laughlin en guitarra. Y a todos ellos hay que sumarle a Bobby Mc Ferrin prestando su inigualable voz que se confunde con un instrumento más en la versión del tema de Monk que da nombre a la película.

Turner, como el Johnny Carter de Cortázar, vive en un estado de delicado equilibrio entre la lucidez y la autodestrucción, viendo que todo en el mundo está adentro de algo, salvo el propio mundo que está dentro de la nada, y logra expresar toda esa angustia de la manera más bella.

Por Fernando Herrera

Más información sobre la película

Anuncios